No podemos desarrollar nuestros servicios sin agua, y el 100% de nuestras operaciones se encuentran en lugares donde hay escasez de agua. De manera que optimizar el agua es un gran desafío, y una verdadera oportunidad para marcar la diferencia. Por ello reutilizamos nuestros residuos líquidos los cuales tratamos y reincorporando a nuestros procesos el 95% del agua tratada.

También somos pioneros en reutilizar nuestros residuos generados en la operación: Reutilización de maxi sacos y pallets, utilización de hormigones residuales para la confección de maxibloques que se trasforman en activos para la seguridad de nuestras operaciones.

Como organización hacemos frente a este cambio climático, el cual está transformando nuestro sector. Enfrentamos una demanda cambiante de nuestros productos, lo cual eleva los costos energéticos y de cumplimiento normativo, como también los desafíos y oportunidades medioambientales. Por ello ya hemos comenzado, con una estrategia de renovación de nuestra flota de equipos, incorporando gradualmente la nueva línea de camiones con emisiones de contaminantes bajo el criterio de la Norma EURO 5, aportando significativamente la reducción en emisiones de gas de efecto invernadero.